No solo no fue así, sino que el resultado fue una sorpresa incluso para mi.

Sabida es la fuerza de voluntad que tengo por suerte poseer.  

A finales de marzo, ya algo ''recuperado'' empece con los entrenamientos y poco a poco fui cogiendo la forma. Las fechas se echaban encima y había que simplificar los entrenamientos, con lo cual era bien sabido que no estaría a buen nivel en mi prueba ya que por falta de tiempo el entrenamiento Láctico había que suprimirlo, que es el que te da la fuerza en los últimos 100 del 400.

 

Llegó el día de mi regreso a la competición. Fue en junio en el Autonómico. Tras 337 días sin competir, ahí estaba yo dispuesto a afrontar los 400 ml. Gané mi serie con 1:00.15, lejos de mis marcas y el resultado final fue BRONCE AUTONÓMICO. 

Para ser mi regreso después de lo vivido, no está nada mal.

Dos semanas después se disputó el Nacional en Elche. Por el tiempo acreditado corrí la serie B. 

 

No solo gané la serie con 58.46 (esto ya son palabras mayores), sino que también superé a dos de la serie A quedando el 7° de España, (posición de finalista en el Nacional).

También disputé el 100 y 200, en éste último no me metí en la final por lo caprichoso del viento.

Una semana más tarde fue el Nacional de Clubes en Castellón.

Sabíamos que era muy difícil el poder mantener la categoría de 1ª División ya que sufríamos numerosas bajas y los que estábamos tampoco lo hacíamos en nuestra mejor forma.

 

Mis pruebas eran el 400 y el 4x100.

Os podéis imaginar como tenía la moral tras los 58.46 del Nacional Individual. Quería hacer algo grande, (soñar es gratis, ''MARCA PERSONAL''), ¿por que no?, todo era posible, solo tenia que controlar a la calle 3, sabía  que entrando a pocos metros de el, el sueño podía hacerse realidad.

Llego la hora de la verdad. El Juez se dispuso a dar la salida. A la voz de - A SUS PUESTOS, nos dispusimos a colocarnos en los tacos de salida. Fue entonces cuando se disponía un atleta de Salto de Altura a efectuar su salto. Desde las gradas atronaban los gritos y tambores animando al atleta de Altura.

Los del 400 seguíamos en - A SUS PUESTOS, o eso creía yo. De repente oí un disparo....... - No puede ser - pense,  pues si, al levantar la cabeza observe que ya estaban corriendo. Con el follon de la grada no escuché el -LISTOS -. Cuando me levante ya me había pasado el de la calle 1.

Otro en mi lugar hubiera renunciado a disputar el 400. 

Me levante y corrí más que nadie los primeros 100 metros, tanto que cogí al de la calle 1 y en contra recta pensé: - como sigas así no acabas -. Y eso hice, ponerme a ritmo para terminar con 1:00.71.

Entre lo que perdí en la salida como lo que gaste en el primer 100, el SUEÑO se quedo en eso.

Por supuesto que se hizo una reclamación ya que la prueba que pedía el Juez Árbitro era un vídeo de la salida y lo había.

La solución que daba era que renunciara al 4x100 y volviera a correr yo solo el 400. Pregunté al delegado del equipo a cuantos puntos teníamos a los de delante. Eran más de 20 y lo máximo que podía rascar eran 2 puntos más de los 3 que conseguí, así  que desistí a la propuesta.

 

Cuando nos llamaron a pista para disputar el 4x100 me dirigí al juez de salida y le pregunte con buenas palabras: ¿quien ha dado la salida del 400?. Me dijo que había sido el. Y me dice: si que te he visto que no te levantabas, (encima lo reconoce), a lo que yo le dije: - ¡¡¡y como das la salida!!!. Le dije que era yo el que salia en el 4x100 y me di media vuelta.

Esta vez, a la hora de la salida, si que se hizo un silencio sepulcral a petición por megafonía.

Esta vez sin problemas se disputó el 4x100 quedando 3°s por debajo de 50'', el crono fue de 49.86, consiguiendo el tercer mejor tiempo del relevo.

 

Se cumplieron los pronósticos. Al final no pudo ser y descendimos a 2ª División. En la próxima lucharemos por el ascenso.

 

Ya terminados los Campeonatos solo quedaba un Control en el Río a la semana del de Clubes. 

No había 400, así que me inscribí en el 100 y 200.

 

A la postre iban a ser la guinda ''COLOFON'' a '' UNA TEMPORADA INESPERADA''.

 

Hacía tres temporadas que no bajaba de 13'' en el 100 y de 26'' en el 200.

 

Pues bien, tras una salida nefasta en el 100 ya pensaba que no iba a ser bueno el resultado final, pero me repuse y empece a correr rápido y suelto dando como resultado 12.98.

 

Con el subidón del 100 me dispuse a correr el 200. Corría con tres chavales jovencitos, con lo cual sabia que tenía que hacer mi carrera y así lo hice.

La curva la corrí muy rápido y al entrar en la recta no tenía otro pensamiento que correr suelto y así lo hice también. El resultado final 25.97.

 

Así es como cerré la temporada de pista, con mucha ilusión para afrontar la próxima temporada con más optimismo si cabe. Siempre y cuando me respete la SALUD.

 

Pero la temporada no terminaba aquí, faltaba la carrera de Gilet. 9.200 metros nada llanos que para un velocista es como...... muy duro.

Quería haberla hecho a 5 pero al final se me fue a 5.04.

 

Este ha sido el resumen de:

UNA TEMPORADA INESPERADA.

 

 

Santi López.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información Politica de Cookies